Montcada i Reixac, un municipio de 32.804 habitantes situado en el comarca del Vallès Occidental en la provincia de Barcelona, ha vivido ya 162 muertes por atropellamiento del tren y la última ocurrió el pasado lunes.

Los montcadenses se juegan la vida todos los días cuando salen a realizar tareas cotidianas como ir al médico, comprar o simplemente llevar a los niños al colegio. Y es que la linea R2, conocida como “la de Francia” atraviesa el pueblo y lo divide en dos mitades.

Un soterramiento que no llega

Los dos pasos a nivel de la estación de Francia obligan a los vecinos de Montcada a saltarse las prohibiciones de no cruzar las vías, pues el paso de trenes es tan elevado que las barreras están prácticamente siempre cerradas y esperar a que se levanten conlleva una larga espera.

Una vecina relata que es imposible no cruzar las vías, porque sino estaría todo el día en el paso a nivel, pues las barreras bajan a los tres minutos de haberse abierto y permanecen cerradas alrededor de un cuarto de hora.

Además de los viandantes, conductores también sufren el calvario diario de aglomerarse en largas caravanas a la espera de poder pasar a la otra parte del pueblo.

Según la actual alcaldesa de Montcada, Laura Campos, los culpables de la nueva víctima por atropellamiento es del Ministerio de Fomento y Adif puesto que han incumplido los acuerdos que se alcanzaron en 2007 para soterrar las vías coincidiendo con las obras para el tren de alta velocidad. Unos acuerdos que no se llevaron a cabo con la llegada de la crisis.

El pasado lunes, un hombre de 75 años fallecía al ser arrollado por el tren mientras cruzaba la barrera del paso nivel situado a la altura de la calle Pascual, justo enfrente del Ayuntamiento.

Más de 300 vecinos han vuelto a manifestarse el pasado martes para volver a pedir el soterramiento de las vías después de esta nueva víctima mortal, y es que es necesario presionar al Gobierno para que de una vez por todas acabe con esta pesadilla que se ha cobrado la vida ya de más de 160 personas en el municipio.

Dejar respuesta