La senadora y ex caldera de Valencia Rita Barberá falleció este miércoles 23 de Noviembre a causa de un infarto, en un céntrico hotel de Madrid, según han informado fuentes sanitarias.

La dirigente del PP de Valencia se levantó con síntomas de ansiedad y ahogó y fue atendida de una crisis respiratoria durante media hora por los elementos del Summa, quienes recibieron el aviso a las 7:00 de la mañana de este miércoles. Los elementos médicos le practicaron una reanimación cardiopulmonar, sin éxito, y falleció posteriormente a los 68 años de edad.

El cadáver de Barberá se encuentra en estos momentos en el interior del Hotel Villa Real, donde ya se ha presentado la comisión judicial. Se planea realizar un autopsia por lo que el cuerpo será trasladado al Anatómico Forense.

El día martes Barberá se encontraba en Madrid pero no acudió al Pleno del Senado, lo cual comunicó en su momento a la Cámara, indicando no se encontraba bien. De hecho había quedado para comer como lo hacía habitualmente con algunos senadores valencianos. Una hermana de la Ex Alcaldesa se trasladó a Madrid porque seguía encontrándose mal.

La muerte de Barberá ha provocado una serie de reacciones: El presidente Mariano Rajoy ha dicho sentirse “enormemente apenado” por la pérdida, mientras que el ex presidente del Congreso Jesús Posada ha declarado que “sufrir una cacería injustificada”

Momentos de tensión para Barberá

Barberá vivía momentos de tensión tras ser imputada por el tribunal Supremo por blanqueo de dinero, cometido por el PP en el ayuntamiento de Valencia.

El día lunes pasado, la ex alcaldesa declaró en el Supremo y negó cualquier responsabilidad en el supuesto blanqueo de capitales cometido por el PP en el Consistorio que ella presidió durante 24 años. Barberá se limitó a reconocer que entregó 1.000 euros al partido en concepto de donación que nunca le fueron devueltos en dos billetes de 500 euros.

Pese a toda esta presión mantuvo su acta de Senadora, lo que le permitío desmarcarse del resto de los imputados.

Dejar respuesta