Algunas fuentes indican ahora que El gigante Apple estaría planteando la posibilidad de llevar a cabo el ensamblaje de algunos de sus productos a los Estados Unidos. Esto es algo que se ha comentado en varias ocasiones desde la victoria de Trump, no olvidemos que fue el candidato electo a la presidencia quien durante su campaña dijo obligaría a las compañías norteamericanas a dejar de fabricar sus productos fuera de los Estados Unidos.

¿Por qué Apple se plantea esta posibilidad?

La intención de Donald Trump de gravar con un 45 % de aranceles los productos que provengan desde China, hace que Apple se plantee esta posibilidad ya que la mayoría de los productos se fabrican en este país. En consecuencia a esto el precio del iPhone aumentaría, no sólo por la diferencia del sueldo entre los trabajadores de EE. UU. y China, sino por el costo del transporte de los materiales. Alejarse de las empresas que fabrican las piezas de sus terminales sería un problema añadido, la mayoría de las partes utilizadas para su fabricación se encuentran en Asia, por lo que transportarlas a través del pacífico hasta una fábrica estadounidense aumentaría considerablemente su costo.   

Para términos prácticos podemos decir que fabricar un smartphone en China, en concreto un iPhone, cuesta unos 225 dólares, el cambio de lugar para su fabricación podría fácilmente duplicar el costo, lo que a su vez supondría una subida sustancial del precio para el consumidor.

El portal Nikkei Asian Review publicó que Apple pedía a Foxconn y Megatron que estudiar cuánto podría suponer el traslado de parte de la producción de los Smartphones a Estados Unidos. Esto aún no es una realidad, pero puede que pronto podamos ver al favorito de Apple con las siglas MADE IN USA.

Dejar respuesta