Según el Ministro del Interior italiano, Marco Minniti, el tunecino Amis Amri, presunto terrorista que perpetró la matanza en el mercado navideño de Berlín, ha sido abatido por la policía cerca Milán la madrugada del viernes.

Amis Amri, el hombre más buscado de Europa en los últimos días, fue parado en un control policial sobre la tres de la madrugada en Sesto San Giovanni (Italia) y tras requerirle la documentación, sacó una pistola disparando a un agente. Acto seguido el autor del atentado fue tiroteado.

Gritos de “Alá es grande”

Amis abrió fuego contra los dos agentes mientras se le escuchaban gritos de ” Allahu Akbar” que significa “Alá es grande”. Los policías no fueron heridos de gravedad y solo uno de ellos presenta heridas en la espalda.

Llevaba una mochila donde se encontraron unos billetes de tren que demostraban que había llegado a Italia desde Francia. No había documentación, pero tras las verificaciones pudo comprobarse que efectivamente se trataba del presunto terrorista.

Cuatro años preso en Sicilia sirvieron para que se radicalizara

El presunto terrorista llegó a Lampedusa de forma ilegal y fue condenado por varios delitos de agresión, amenazas y robo. Estuvo cuatro años en prisión y durante su estancia en la cárcel se cree que se radicalizó.

A pesar de haber estado vigilado por la policía, fue una persona que se movió tranquilo de un lado para otro y desde marzo estaba incluido en una lista de 550 individuos que se consideraban peligrosos y además había constancia de que podría planear algún ataque. Aún así, el diario Bild señaló que en el mes de septiembre se le dejó de vigilar.

Las fuerzas de seguridad de Alemania confirmaron que Amis fue el autor del arrollamiento que tuvo lugar el lunes por la noche en el tradicional mercadillo navideño de la Breitscheidplatz en Berlín, que dejó doce muertos y decenas de heridos.

 

Dejar respuesta